El papa Francisco y los obispos venezolanos se reúnen de “emergencia”

Durante el encuentro, de carácter privad,o evaluarán la crisis humanitaria y política que se vive en Venezuela

Una reunión con carácter de “emergencia” se realizará el jueves 8 de junio en el Vaticano, entre el papa Francisco y directivos de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), en la que serán tratados temas de la realidad que se vive en el país sudamericano.

Greg Burke, director de la oficina de prensa de la Santa Sede, dio a conocer las razones del encuentro, destacando que “ha sido solicitado por la misma CEV que desea hablar con el Papa sobre la situación de Venezuela”.

Desde Caracas, el padre Pedro Pablo Aguilar, director prensa de la CEV, precisó que al encuentro del 8 de junio asistirán los monseñores Diego Padrón, presidente de la CEV; José Luis Azuaje, primer vicepresidente; Mario Moronta, segundo vicepresidente; Víctor Hugo Basabe, secretario general; y los cardenales Jorge Urosa Savino y Baltazar Porras, presidentes honorarios.

La reunión servirá para expresar al papa Francisco, de viva voz, la grave situación que se vive en Venezuela, ya conocida por el Papa a través de la Nunciatura Apostólica”, dice Aguilar. Es una oportunidad para que el episcopado venezolano hable al papa Francisco de manera detallada sobre la crisis en la que está inmerso el país.

Adhesión al Papa

Se conoció que este encuentro también será una ocasión para expresar lazos de solidaridad y agradecer al Papa sus oraciones, cercanía y preocupación por Venezuela, como lo ha expresado la CEV en las diversas exhortaciones y comunicados.

“Reiteramos nuestra adhesión, comunión y obediencia al Santo Padre Francisco. Agradecemos de corazón su constante acompañamiento: muestra de su preocupación por esta Patria donde se le quiere y respeta”, citan de la exhortación del 17 de mayo.

En esa ocasión, de igual manera, los obispos lamentaron “la tergiversación y manipulación que diversos actores” hicieron de los mensajes de Francisco.

El contexto de Venezuela

Así también, el último comunicado de la CEV, del 18 de mayo de 2017, ratificó el llamado a cumplir la Constitución y adhirió al pedido de elecciones como una solución a la crisis, tras reiterar que la población venezolana espera el cumplimiento de las condiciones aceptadas pero incumplidas: apertura de canal humanitario, elecciones generales, libertad de presos políticos y respeto a la Asamblea Nacional.

El rico país petrolero se encuentra sumergido en una severa crisis humanitaria en la que los estratos de la población, especialmente los más pobres, sufren la carencia de alimentos, medicinas y una ola de violencia que cobra la vida de inocentes ciudadanos.

Pero el motivo que aceleró la crisis en Venezuela tiene su raíz en un golpe de Estado propiciado el pasado 27 de marzo por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, cuando a través de dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia derogó las atribuciones de la Asamblea Nacional, cuyas tres partes de mayoría absoluta logró ocupar la Mesa de la Unidad Democrática en diciembre de 2015.

Aunque los magistrados corrigieron las sentencias, ha sido imposible detener las manifestaciones populares desatadas a lo largo y ancho del país, que han arrinconado al gobierno de Maduro, al punto de que los manifestantes se han declarado en desobediencia civil amparados en el artículo 350 de la Constitución Nacional.

Como respuesta al llamado a elecciones generales, el Gobierno de Maduro ha convocado una Asamblea Nacional Constituyente que amenaza con establecer un Estado Comunal (Comunista) y que la Conferencia Episcopal rechazó por considerar que las soluciones del país son comida y medicamentos para la población.

Esta propuesta del Gobierno es rechazada por el 80% de la población, lo cual acrecentó las protestas populares y la represión por los cuerpos de seguridad del Estado. En poco más de dos meses, la represión ha cobrado la vida de 68 personas en las manifestaciones y al menos otras 20, han fallecido como parte de los “daños colaterales”.

integrantes-de-la-directiva-de-la-conferencia-episcopal-venezolana-con-el-papa-francisco-dsc03-oct01